Piensa y Reflexiona: La Opinión de un Practicante

Por Paulo Sandoval

Este texto fue escrito hace dos o tres años, y su reflexión se sujeta específicamente a los siete primeros días de práctica.

 

No quiero escribir, pero necesito una catarsis acostumbrada con el tiempo…

Los comentarios que voy a mencionar se justan tan solo a 7 días que llevo de practica en un lugar que no deseo mencionar por que no es necesario.

 

Bueno, empieza el lunes y por la necesidad de realizar mi práctica de 2 meses y medio me veo obligado a comenzar mi jornada de practicante de Publicidad. Me preparo y voy semi-formal, igual como me presenté cuando fui a postular. (Tal vez porque esperé un cierto cliché en el vestuario y una posible cordialidad de parte de los trabajadores que desempeñaban sus actividades ahí). Al verlos me di cuenta que no era necesario, y me pareció bueno, ya que no me gusta la fachada de corrección en las personas.

 

A nadie le pareció muy importante mi presencia y por eso traté de mostrar simpatía en mis saludos, al poco rato me llamaron para una reunión que me animó mucho, esperando que sucedieran las mismas cosas que le comentan a uno donde esta estudiando, pero nada, sólo fue una broma para demostrarme que recién estaba empezando. Se me acercó uno de los trabajadores (no les digo colegas por el hecho de que soy un estudiante todavía y porque me dejaron claro que así no era, y así lo prefiero porque me asquea que pudiese ser así) para decirme que iba haber una campaña y que empezara a tirar algunas ideas; al hacerlas en una agenda sobre una especie de mesa ya que todos los computadores estaban ocupados, me percaté fácilmente que nada seria tomado en cuenta, pero de forma ilusa intenté que sucediera lo contrario así que pedí la opinión de todos ellos respecto a las ideas que salían de esta cabecita loca. “más tranquilo, me parece, prodúcela gráficamente y ahí vemos, quiero puros conceptos…” fueron las respuestas recibidas, para mi frágil motivación.

 

Ya a los 5 días podría haberme rascado el ombligo y haber bostezado como un oso polar y nadie hubiera dicho algo. Todo fue una pena una horrible y ridícula forma de hacer comprender a los estudiantes próximos a titularse y a ejercer, que el sistema, como el trabajo en Chile es una soberana quimera, un mendigo con deficiencia, una holgazanería de primera.

 

Va terminando la semana, yo me voy a acostar dentro de unos minutos al poner el punto final, me levantaré mañana temprano para seguir con el acostumbrado gastar de tiempo en la oficina, tal vez lleve un libro o mejor una revista en las que se encuentran buenas columnas, bueno tengo todo mi tiempo para gastarlo en otras cosas…

 

* Laboré, 28 días ya que no llegó la aprobación para poder desempeñar la practica. Tuve que realizarla en otro lugar, dentro del semestre de estudios en Concepción.

Anuncios

2 comentarios

  1. Uff
    la triste realidad de las practicas
    nos tienen pa la goma, no nos toman en cuenta
    ojala esto algun dia cambie

    • Hay de todo en la viña del Señor. En ocasiones, los o las practicantes deben llevar el peso de todo el trabajo debido a escasez de personal en la institución que los cobija, así que hay experiencias de todo tipo en esta importante instancia de titulación.


Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s