En Conexión: Retrocultura Monística!!!!

Retrocultura Monística.

Por Fabián Andrade-Fernández.

 

rtuEs bien sabido que la TV abierta chilena ha evolucionado (o involucionado) en forma dramática en las últimas décadas. El rating se ha convertido en el Dios a quien todos rinden culto en aquel mundillo. Sin una teleaudiencia aceptable un programa está condenado a desaparecer, ya que no entrega dividendos. Este fenómeno sin duda ha contribuido a la desaparición casi completa de las franjas infantiles de la tarde, llámense monos animados.

 

Hace un par de días, en una de las innumerables juntas con mis amigotes de siempre, surgió la reflexión sobre el hecho de que ya no había franjas infantiles o con dibujos animados, en ninguno de los 5 canales principales de TV abierta. Ahora todo es Yingo, Diario de Eva, Caso Cerrado o telenovelas; aunque no tengo nada contra los que ven dichos programitas, llamo a todos aquellos que fueron niños durante la década de los ‘90 aprox., a recordar a aquellos monos que marcaron nuestra época.

 

Para comenzar con esta seguidilla de comentarios, quisiera rendir homenaje al canal pionero en la transmisión de dibujos animados de calidad (principalmente animación japonesa o animé).  Chilevisión -antiguamente RTU– rompió varios esquemas y el cartuchismo sobre lo que se conocía antiguamente como dibujos animados, instaurando, en primer lugar, el género de las series animadas que, al contrario de otros monos como Tom y Jerry o el Show de Bugs Bunny, por ejemplo, tenían una hilación entre episodios y no era una aventura con inicio, desarrollo y término en un mismo capítulo.

 

300px-Neon_Genesis_Evangelion_kansiOtro aspecto novedoso de estas series era la temática. Muchos eran derechamente para adultos, con tramas densísimas como Remi, cuya vida no era más que un calvarioL, ultraviolentas como Evangelion, donde la sangre de los EVA y los ángeles regaba las calles, o con temas que los más conservadores considerarían obscenos como la promiscuidad u homosexualidad, como se ve en series como Mikami, Lady Oscar (el nombre lo dice todo), o Ranma ½ que, a pesar de ser tratado en forma más o menos humorística, mostraba pechugas igual a las 4 de la tarde (menos mal que los viejos del Consejo Nacional de Televisión no veían tele a esa hora…juajuá).

akira-posterbig

El otro hito que marcó este canal, y el más importante para mí, fue la incorporación de dibujos animados dentro del horario de las 22 hrs. Algo absolutamente impensado. Así, a mediados de los años ’90, tuvimos la oportunidad de ver cómodamente sentados frente al televisor, una película considerada una obra maestra del animé por los expertos, me refiero a AKIRA, la historia del pandillero Kaneda y su amigo Tetsuo, quien se involucra en un proyecto secreto del gobierno japonés llamado AKIRA. Por supuesto, la historia no es fácil de digerir así como así, dada su elevada complejidad, sumada a la extrema violencia de varias escenas y una que otra pechuga al aire por ahí. Cabe destacar que esto fue replicado más adelante por TVN al exhibir en sus pantallas la película animada Street Fighter 2.

 

Mi punto aquí es hacer notar que, a excepción de algunas series emblemáticas como Robotech (Canal 13), o Dragon Ball (Mega), la mayoría de los buenos monos que marcaron nuestra niñez fueron transmitidos por RTU o Chilevisión. Basta acordarse de El Galáctico, Sailor Moon, Los Caballeros del Zodíaco, Samurai X y hasta la moderna Pokémon.

 

super-campeones-1Lo cierto es que ya no hay tiempo ni espacio en el ajetreado mundo televisivo para una franja de monos entre semana, siendo posible ver series decentes (a saber: Liga de la Justicia y afines) solo los fines de semanas, con suerte. Es posible que una de las razones sea que los dibujos animados han sido erróneamente encasillados en el segmento infantil por la gente tradicionalista y cerrada de mente, que no concibe que sea un género transversal que podría dar tantos o más dividendos que una telenovela mejicana o venezolana entre los más adultos. Tristemente, esto parece no cambiar. Me habría gustado que mi hijo creciera viendo, en vez de los potos de Yingo y la Muralla Infernal, historias de esfuerzo y autosuperación en torno al deporte, como los Supercampeones o Slam Dunk. Los viejos tiempos no volverán, sin embargo, no es malo echarles una repasada de vez en cuando.

 

Dragon Ball Z - 55

 

Opening de Los Supercampeones

 

Opening de Los Caballeros del Zodiaco

 

 

Sobre de cartasSi lo tuyo es escribir, eres un periodista en potencia, comunicador frustrado, eres un reflexivo de la vida o simplemente hay cosas que te gustaría contar y compartirlas con el mundo, tenemos esta nueva sección, “En Conexión”. Si quieres que publiquemos tu relato o texto contactate a revistainsomnia@hotmail.com y con tu nombre o seudónimo, acá tendrás tu espacio. Logicamente esto será revisado previo a su publicación.

Anuncios

2 comentarios

  1. CLARO QUE HAY QUE RECORDAR ESOS BELLOS MOMENTOS…ya que al menos para mi las horas que pasé pegao a la tele viendo monos y series (el hombre increible, los magnificos, MacGyver, y otras) definitivamente no fueron perdidas..
    ya que uno logra aprender ciertos valores y enseñanzas, aparte de divertirse caleta..

    Ahora creo que con la llegada de la TV digital y consiguiente aumento de la oferta de canales,,debieramos como público y consumidor crear las instancias para que se abran espacios televisivos exclusivos para animacion (de contenidos especificamente y no infantiles), creando grupos o definitivamente enviando propuestas …porque estoy seguro de que no somos pocos..

    Chau

  2. uuuuuu


Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s